27.6.2017
Se ha presentado el número 3 de El Món d’Ahir con un juego de ucronías

¿Que habría pasado si …? A partir de esta pregunta, todo el mundo puede imaginarse un pasado -y un presente- alternativos, a esto se le llama ucronía.

Las ucronías son ejercicios que plantean hipótesis indemostrables y, por tanto, poco científicas pero que resultan un pasatiempo irresistible para muchos historiadores. Imaginar pasados alternativos tiene un interés real, porqué la fabulación siempre implica, por contrate, una reflexión sobre la realidad histórica, sobre a larga cadena de acontecimientos que explica nuestro presente.

En el número 3 de El Món d’Ahir, diversos artículos hablan de la tentación de cambiar el pasado, una obsesión que ha perseguido a narradores y historiadores de todos los tiempos. Para celebrarlo, en la presentación de la revista, un escritor –Albert Sánchez Piñol– y un historiador –Joan B. Culla– respondieron  las preguntas ucrónicas del público, preguntas que comienzan con la fórmula  ritual ¿Qué habría pasado si…?

Estas son algunas de las situaciones que el público asistente planteó:

¿Qué habría pasado si Cartago no hubiera sido vencida por Roma?

¿Si Napoleón hubiese tenido un Iphone?

¿Si Hitler no hubiese existido?

¿Si el mecenas Eusebi Güell no hubiese existido, Barcelona sería tan atractiva para los turistas?

¿Si Colón hubiese naufragado?

¿Qué habría pasado si los pigmeos hubiese sido una superpotencia?

¿Si solo existiese un único sexo?

¿O si Jordi Pujol hubiese nacido mujer?